Making of «Afterglow» – Black Country Communion

Artista: BLACK COUNTRY COMMUNION
Álbum: AFTERGLOW
Estilo: Hard Rock/Blues Rock
Sello: J&R Adventures
Fecha: 30 de Octubre de 2012
Nota: 9,3/10

No hay “2” sin tres, o eso reza el refrán que en este caso nos viene al pelo para presentar el último álbum del supergrupo Black Country Communion. Con un ritmo envidiable el que llevan estos hombres (a disco por año, desde su debut en 2010 con”Black Country”) nos llega “Afterglow” un disco el que Hughes ha tomado definitivamente las riendas del proyecto asumiendo más protagonismo y erigiéndose el principal creador de la mayoría de las canciones.

El disco arranca con la potente “Big Train” en cuya intro oímos a Jason aporreando su batería para luego darnos un ritmo más tranquilo que luego será relanzado en el estribillo, desde esta canción ya podemos ver la gran potencia de voz que sigue mostrando Hughes.

La siguiente en aparecer será “This Is Your Time” tema encuadrado en torno al riff principal con unos ritmos muy a lo Led Zeppelin, con una gran importancia del teclado también sobre la parte central del corte y un genial solo del señor Bonamassa.

“Midnight Sun” es la siguiente la cual en su inicio recuerda mucho a “Won´t Get Fooled Again” de The Who. El estribillo de la canción es simplemente sublime con unos tonos algo más suaves de Hughes, el riff de teclado con el cual abre la pieza no nos abandona durante todo el corte de la canción. El solo de Bonamassa acompañado por el siempre presente bajo de Hughes y un Jason a la batería clavando compás tras compás hacen de este tema uno de los temas a destacar por encima del resto en el disco.

El cañonazo del disco nos llega con “Confessor” la cual nos puede hacer recordar sonidos de Deep Purple, y en la cual Glenn Hughes nos muestra en el estribillo que de voz, va sobrado (¡menuda potencia!). A destacar en esta canción es la parte de los solos en la cual se establece una “pelea” entre Bonamassa y Sherinian todo siempre bajo la atenta supervisión tanto de Bonham como de Hughes.

Si decíamos que el mayor peso del disco a la hora de la composición era de Hughes, llega el turno del Blues-rock del disco (“Cry Freedom”), donde se nota la mano de Bonamassa, ya que, a fin de cuentas este es su terreno. Una canción que gusta y entra fácil desde el principio, donde después del riff inicial se establece un dueto vocal entre Bonamassa y Hughes de mucho nivel; a destacar también la sobresaliente guitarra de Bonamassa a base de tirar de slide.

Otro tema a destacar en este disco es el homónimo: “Afterglow”, donde Hughes nos muestra su registro más suave y tranquilo en un principio que invita a una absoluta relajación. Una canción muy progresiva con notables cambios de ritmos para llegar a alcanzar puntos fuertes y luego volver a la tranquilidad con la que el tema empezó. Simplemente una maravilla de canción, posiblemente mi favorita de todo el disco y una que pasa a ser himno ya de esta banda como pueden serlo también “Song Of Yesterday” o “An Ordinary Son”.

Pero la calma que habíamos adquirido con la anterior canción se acaba inmediatamente con la llegada de “Dandelion”, tema que arranca muy fuerte y en el que Hughes vuelve otra vez a mostrarnos la potencia de su voz con unos potentes gritos.

Y el otro tema a destacar por méritos propios también en este disco es “The Circle” en el cual se puede intuir una influencia quizás en el “No Quarter” de Led Zeppelin. El tema con grandes toques de blues que se acaban uniendo con un rock duro y poderoso como ya nos tienen acostumbrados es simplemente algo increíble; Hughes sigue a lo suyo mostrando una capacidad vocal alucinante alternando sus tonos más suaves con sus gritos más potentes.

“Common man” es la siguiente en aparecer, en la cual se da una gran importancia al teclado de Sherinian, y en la cual las partes instrumentales son de una belleza increíble, primero Sherinian y Bonamassa se alternan solos para luego volver al ritmo de la canción y ya luego más adelante es cuando se le da carta blanca al teclado para marcarnos un ritmo de lo más alegre, fusionado con la guitarra de Bonamassa y un bajo muy notable con unas líneas fantásticas, todo ello aderezado por la gran tarea de Bonham a la batería.

Ya en la recta final del disco nos encontramos con “The Giver”, tema que nos presenta también contrastes en los ritmos y un solo de Bonamassa realmente increíble.

Cierra el álbum “Crawl”, posiblemente la canción con más peso metálico de todo el disco, con un riff que nos puede hacer recordar por momentos a Black Sabbath, muy oscuro y muy potente a la vez. A destacar de nuevo los intercambios de solos entre Bonamassa y Sherinian.

En definitiva un genial álbum de este supergrupo, que por desgracia puede que sea el último ya que últimamente se han ido viendo las tensiones que hay entre Hughes y Bonamassa al no poder salir de gira este segundo por sus compromisos en solitario. Incluso Bonham ha llegado a declarar sus intenciones de salir de gira sin el propio Bonamassa, lo cual, por supuesto no sería lo mismo.

A la espera de noticias para saber el desenlace, podemos ponernos “Afterglow” y disfrutar de este maravilloso álbum. ¡Continúen señores, no lo dejen!

Componentes:

Glenn Hughes – Voz y bajo
Joe Bonamassa – Guitarra
Jason Bonham – Batería
Derek Sherinian – Teclado

Tracklist:

01. Big Train
02. This Is Your Time
03. Midnight Sun
04. Confessor
05. Cry Freedom
06. Afterglow
07. Dandelion
08. The Circle
09. Common Man
10. The Giver
11. Crawl

Desde: truenometalico.com

Facebook
Twitter
Linkedin0
Google+0
GMail0
SMS0
Whatsapp0