Dinámicas del Vacío I Una investigación sobre el imaginario antártico

Dinámicas del Vacío es un dispositivo/investigación producto de un trabajo colaborativo entre el artista sonoro Ariel Bustamante y el arquitecto Alfredo Thiermann. Nace luego de una convocatoria abierta para realizar una residencia de artistas en la Antártica durante un mes.

El continente Antártico, es desde luego un territorio distante pero sobre todo un paisaje vacío cuyo imaginario se encuentra aún en constante construcción. Es probablemente uno de los pocos lugares a los cuales el hombre aún se enfrenta con total apertura al mito y a la posibilidad de fantasía o ficción. Si el imaginario visual antártico es entendido como uno en construcción, el imaginario acústico es probablemente uno virgen y es desde esa observación que este dispositivo busca construir, sobretodo, un lugar simbólica y acústicamente aislado capaz de ser llenado con contenido simbólico propio.

Luego de la investigación realizada en la Antártica y de la estadía de Ariel por 33 días, en parte registrando sonidos y en parte evidenciando esta continua disposición al mito de los “habitantes” y “visitantes” antárticos se crea este pabellón, dejando desde un principio de lado el llamado a traer la Antártica al continente, por su evidente imposibilidad y por lo que ese peligroso sentido de pertenencia presenta y representa.

Es un tubo negro de 18 metros de largo y 12 toneladas de peso de polietileno de alta densidad (HDPE) que cuelga de tensores de 6mm de espesor fijos a un exoesqueleto metálico. Al interior 30 fuentes de sonido,dispuestas de manera helicoidal, se encuentran ocultas en distintos puntos entre las capas estructurales y aislantes del objeto. Ninguna de ellas puede ser vista, solo escuchadas. La estructura colgante reduce literalmente a su mínima expresión la conexión entre el mundano exterior y el ahora lejano vacío interior.

El sonido por transmisión mecánica se disuelve en los finos y elásticos elementos que sujetan al tubo. Una vez que se ingresa, una puerta se cierra. El visitante se encuentra inmerso en una atmósfera aislada, simbólica y literalmente suspendida del contexto inmediato. En el fondo un telón retro iluminado recibe algunos estímulos visuales en medio de la oscuridad. El habitante se encuentra en medio de una experiencia inversiva y corporalmente perceptible, un ambiente artificial y posiblemente ficticio, construido a partir de sonidos e imágenes. Algunos de los sonidos fueron grabados en la Antártica, otros no. Lo mismo sucede con las imágenes.

Dinámicas del Vacío plantea la posibilidad de mantener en movimiento yen constante construcción el imaginario antártico. A través de la construcción de un espacio otro,de una suerte de heterotropía,que se presenta simplemente ajena y distante, pero al mismo tiempo habitable. Es el cuerpo quien habita este lugar, no hay una imagen o cartografía antártica ni un sonido antártico. Es la construcción en primer lugar de un silencio/distancia que luego es intervenido por estímulos táctiles, visuales y auditivos que en parte remiten a esta lejana realidad-ficción que presenta el imaginario antártico.

El dispositivo es el contenedor móvil de un vacíoautónomo que a partir de ciertos estímulos y de ser habitado puede generar infinitas versiones reales, ficticias o imaginadas del continente antártico.

Autores: Alfredo Thiermann Riesco – Ariel Bustamante
Ingeniería y construcción: KRAH PipingSolutions Chile
Colaboradores: Elvira Valdés, Blanca Valdés, Pablo Thiermann, Carola Roa
Cálculo Estructural: Mauricio Ahumada
Cálculo Acústico: DBA ingeniería
Lugar: Museo Nacional de Bellas Artes

Desde: plataformaarquitectura.cl

Facebook
Twitter
Linkedin0
Google+0
GMail0
SMS0
Whatsapp0