Sugerencias para grabar sonido de buena calidad

audio-1221152_640

A veces no se da al sonido el valor que se merece, a pesar de ser un aspecto fundamental en la producción de vídeos y películas.

Pensad un momento en cómo actúan vuestros sentidos. Cuando veis una película, los ojos y los oídos trabajan al unísono. Imaginad que estáis en un cine. Las luces se apagan y la pantalla está en negro. Todo lo que se escucha es el sonido de un líquido que gotea y un eco. Inmediatamente vuestro cerebro empieza a construir una imagen a partir del sonido, ¿no es así? ¿Es un callejón oscuro por la noche? ¿Es un sonido siniestro o un bosque después de una tormenta? Sea lo que sea, la mente empieza a elaborar su propia representación. El sonido produce en el espectador una experiencia emocional antes de haber visto ninguna imagen. Ése es el poder de un buen audio.

Si hicierais un experimento en el que una persona invidente y otra sorda tuvieran que ver una película, ¿quién creéis que captaría mejor las sensaciones del film? La persona ciega podría sentir la emoción de la historia a través del sonido. Por eso la radio es tan popular, porque se escucha y puede transportarte a otro lugar.

Sabiendo esto, os pido que dediquéis más tiempo a escuchar y absorber los sonidos que os rodean en el entorno de grabación, y os preguntéis si son sonidos relevantes para la película o sólo servirían para distraer la atención del público.

Aquí es donde empezáis a tomar decisiones creativas que requieren una solución técnica.

La decisión creativa consiste en determinar qué sonidos sirven para reforzar la historia que vais a contar. Al tomarla, no temáis tener la mente abierta. De la misma manera que el color produce un efecto en el estado de ánimo y la elección de las tomas en un drama, el sonido puede producir emociones mucho más intensas porque entran en juego otros sentidos.

Antes de que me digáis que sólo grabáis video, pensad que en el vídeo se pueden aplicar los mismos principios que en el cine, con la diferencia de que quizá la experiencia del público no se pueda controlar tanto como en una sala de cine. Es cierto que el cliente puede ver las imágenes en un ordenador o en una sala de reuniones, pero, ¿no es cierto también que vuestro principal trabajo como profesionales del vídeo es enganchar al espectador? El sonido os ayudará a hacerlo.

Por eso, cuando empecéis una producción de vídeo, podríais prestar tanta atención a la grabación del sonido como a la iluminación, la elección de planos o el movimiento de la cámara.

Naturalmente no todas las tomas necesitan una banda sonora como la de las películas, pero existen tres aspectos fundamentales que es importante recordar:

1 – Captar con claridad la voz de la persona grabada.

Es importante eliminar cualquier sonido ambiente que pueda interferir en la comunicación y acercar el micrófono tanto como sea posible al sujeto. Cuanto más cerca esté el micrófono, mejor será el sonido. Recordad que los micros no tienen zoom como tienen los objetivos.

2 – Eliminar sonidos molestos.

Si es necesario apagar el aire acondicionado, la nevera o cualquier otro aparato que zumbe, silbe o emita ruidos de fondo, apagadlo o cambiad de localización.

3 – Dar mayor dimensión a través del sonido.

Es posible captar la atención del espectador a un nivel más profundo utilizando con creatividad el sonido y los equipos disponibles. Podéis añadir un valor considerable a la producción simplemente grabando una pista de sonido ambiente. Una buena técnica es llegar a la localización y cerrar los ojos durante 20 segundos. Esto elimina el sentido de la vista y permite a la mente centrarse en los sonidos. Os sorprenderá ver la cantidad de sonidos que puede procesar el cerebro. Una vez conscientes de lo que puede captar el micrófono, podéis tomar decisiones creativas sobre cuáles son los sonidos relevantes para las imágenes.

La pista de sonido ambiente es una grabación de entre 30 segundos y 1 minuto de duración en la que se registran los sonidos del entorno. Este sonido se puede agregar a las imágenes durante la fase de montaje. Resulta útil para conseguir un sonido más homogéneo durante la edición y mejorar la ambientación del film.

Desde: sony.es

Facebook
Twitter
Linkedin0
Google+0
GMail0
SMS0
Whatsapp0