James Horner

17311001399_f9fec946a8_z

Atribución Some rights reserved por
StarCards

James Roy Horner (Los Ángeles, California; 14 de agosto de 1953 – Bosque nacional Los Padres, California; 22 de junio de 2015) fue un compositor y director de orquesta estadounidense, dedicado principalmente a componer bandas sonoras para películas, habiendo trabajado en este campo durante 35 años.

Fue nominado a los Premios Óscar en diez ocasiones. Dos de ellas en el apartado de Mejor Canción y ocho en el apartado a la Mejor Banda Sonora: Aliens, el regreso (1986), Campo de sueños (1989), Braveheart (1995), Apolo 13 (1995), Titanic (1997), A Beautiful Mind (2001), Casa de arena y niebla (2003) y Avatar (2009). Consiguió dos estatuillas con Titanic, tanto en el apartado a la Mejor banda sonora como a la Mejor canción.

James Horner era hijo de los inmigrantes judíos austriacos Harry Horner, diseñador de producción y director de cine ocasional, ganador de dos premios Óscar a la mejor dirección artística por La heredera y El buscavidas, y de su mujer, Joan.

Horner empezó a tocar piano a los cinco años, pero a temprana edad fue a Londres, donde estudió en el Royal College of Music. Más tarde continuó sus estudios en el Green Valley High School de Sedona, Arizona. Consiguió su licenciatura en música y el grado de maestro en la Universidad del Sur de California. Allí comenzó a trabajar en su doctorado, junto a Paul Chihara. Escribió la pieza de concierto Spectral Shimmers, interpretada en 1978 en Indianápolis. Pero la música académica no fue lo que más fascinó a Horner, y después de varios trabajos puntuales con el American Film Institute a finales de la década de los 70 e inicio de los 80, terminó su enseñanza de teoría de la música en la UCLA e inició su carrera en la música cinematográfica.

A finales de década de los 80 e inicios de la década siguiente, su trabajo en cine empezó a ser reconocido, convirtiéndose en uno de los pilares de la música cinematográfica. La obra musical que compuso para la película Titanic es la más conocida del director, valiéndole su primer Óscar de la academia. Al igual que Titanic en 1997, Avatar en 2009 también recibió muchos elogios.

De entre sus obras, son también destacables las bandas sonoras para el American Film Institute y para las películas de terror y ciencia ficción de bajo presupuesto. Horner ha ganado dos Óscar, dos Globos de Oro, tres Premios Satellite, tres Premios Saturn, y ha sido nominado a tres Premios de Cine de la Academia Británica (BAFTA).

Trayectoria

El primer trabajo importante de Horner para una película fue en 1979, para The Lady in Red. Su carrera comienza como compositor de cine trabajando con el productor Roger Corman para la película Battle Beyond the Stars (1980). Con el tiempo su notoriedad aumenta en Hollywood y la dimensión de los proyectos también. En 1982 da un gran paso con la secuela de StarTrek, StarTrek II: La ira de Khan, convirtiéndose en un compositor conocido.

En la década de los 80 sus éxitos continúan: 48 Hrs (1982), Krull (1983), Star Trek III: en busca de Spock (1984), Comando (1985), Cocoon (1985), Aliens, el regreso (1986), Batteries Not Included (1987), Willow (1988), Glory (1989) y Field of Dreams (1989). Los resultados de esas producciones le abren las puertas a muchos nuevos trabajos. En ocasiones sus composiciones son utilizadas para tráilers de películas. Así, algunas películas cuyas bandas sonoras han sido compuestas por otros compositores contienen la música de Horner en sus respectivos tráilers.

Durante la década de 1980 y principios de los 90, Horner también se dedica a películas de animación, escribiendo partituras orquestales para An American Tail (1986), The Land Before Time (1988), Fievel va al Oeste (1991), Rex, un dinosaurio en Nueva York (1993), Casper, Jumanji y Balto (estas tres de 1995). También el tema para el logotipo entre 1990 y 1997 de la Universal Pictures fue compuesto por Horner. Surgen más proyectos y llega a tener hasta 75 a su cargo. Trabaja con personas conocidas del mundo artístico (George Lucas, Steven Spielberg, James Cameron, Oliver Stone y Ron Howard) que le dan cierto renombre, volviéndose una figura importante dentro de la música cinematográfica.

En 1995 fue bastante aclamado por el público gracias a sus obras para Braveheart y Apolo 13, las cuales le valieron dos nominaciones a los Óscar. Pero fue en 1997 cuando llega su mayor éxito: Titanic. Fue un éxito no solo a nivel de crítica sino también económicamente, pues ha vendido más de 27 millones de copias en todo el mundo, convirtiéndolo en el álbum más vendido de banda sonora orquestal de toda la historia. Fue este álbum con el que Horner ganó el Óscar a la Mejor banda sonora, y a la Mejor Canción Original por «My Heart Will Go On» (que co-escribió con Will Jennings).

Desde Titanic, Horner siguió componiendo para grandes producciones, como La tormenta perfecta, Enemy at the Gates, La máscara del Zorro, La leyenda del Zorro, Casa de arena y niebla y El hombre bicentenario. A Beautiful Mind (2001) y Casa de arena y niebla (2003) le dieron dos nominaciones más para los Óscars, pero perdió los premios frente a Howard Shore.

Horner también trabajó periódicamente en proyectos más pequeños, como Iris, Me llaman Radio y Bobby Jones: Stroke of Genius. Además colaboró con frecuencia con el director Ron Howard, asociación que empezó con Cocoon, en 1985. En 2009, Horner volvió a trabajar con James Cameron, ahora en Avatar, película que supuso un éxito económico de taquilla, superando las marcas de Titanic. Más nominaciones como la de los Óscar, los Globos de Oro, los BAFTA y los Grammy llegaron con Avatar, banda sonora a la que dedicó dos años de su vida. Desgraciadamente perdió estos premios frente a Up, de Michael Giacchino.

Después de Avatar, compuso la banda sonora de Karate Kid, en 2010, sustituyendo a Atli Örvarsson. En 2011 trabajó para Cristiada, y en 2012 para Oro negro y The Amazing Spider-Man.

Crítica

James Horner ha sido criticado en numerosas ocasiones por reciclar o reutilizar parte de sus partituras en diferentes películas en las que ha trabajado. El tema de apertura de la película El hombre bicentenario (Bicentennial Man) es muy similar al tema principal de Una mente maravillosa (A Beautiful Mind) y Sneakers (Los fisgones).

Hay, incluso, un movimiento en internet y un grupo en Facebook que lo critica por su característico Parabará, sintonía característica que comparten películas como Avatar, Troya, Enemy at the Gates, Willow y Cristiada. Es un recurso utilizado por el compositor para enfatizar la tensión de la escena, constituyendo una de sus firmas personales. Otro reciclaje de sus melodías se puede apreciar en una peculiar progresión de notas en caída que utiliza en varios de sus últimos trabajos empezando por El nuevo mundo, y siguiéndole Apocalypto (en donde ésta se vuelve casi el track principal) y Avatar.

Su estilo se nutre de la sinfonía, al igual que los de Jerry Goldsmith y John Williams, pero también se atreve con el sintetizador, siendo un gran virtuoso e integrándolo perfectamente en la gran orquesta. Su obra está llena de grandes éxitos llegando a la cúspide a mediados de los años 1990, y entrando en crisis a partir de esos años.

Muerte

James Horner murió el 22 de junio de 2015, a la edad de 61 años, tras estrellarse cuando pilotaba una de sus avionetas privadas cerca del Bosque Nacional de Los Padres, a unas 60 millas al norte de Santa Bárbara (California). Su asistente personal Sylvia Patrycja hizo público este hecho mediante un comunicado a través de Facebook y agradeció el apoyo de todos sus seguidores.

From Wikipedia

Facebook
Twitter
Linkedin0
Google+0
GMail0
SMS0
Whatsapp0